¡¡Hola familia!!

Esta semana analizamos una vida sin perfeccionismo en Educación Positiva. Os presento un microcuento que escribí hace varias semanas llamado “La tortilla desecha”.

¿Y si creemos que ‘siempre’ tenemos que hacer las cosas bien?

El día que Amparo unió elementos mágicos de patata, huevos y otras verduras, se sintió en la luna. Conquistó la sencilla proeza de hacer una rica tortilla. Su cohete gastronómico superó todas las barreras de la comida deliciosa. Sirvió de premio para una eternidad, porque cuando a la semana siguiente quiso repetir la hazaña, la tortilla se convirtió en un revuelto de aspecto extraño con olor apetecible.

¿Y si no tenemos que hacerlo todo bien?

¿Y si podemos dejar de esforzarnos en construir algo que no nos corresponde?

Amparo disfrutó tanto de su revuelto como de su tortilla premiada. Parece que la adaptación y el aprendizaje de aquello que creemos como errores se convierte en un avance personal.

Amparo dejó de empeñarse en hacer tortillas mágicas y compartió sus revueltos, en éxito.

IDEAS MADRES

Dos ideas fundamentales en este vídeo-cuento:

  1. Cuidado con el perfeccionismo. A veces nos quedamos atrapados en nuestra propia mejora. Es algo que trabajo a diario. En muchas ocasiones quiero que todo esté muy bien terminado. Al final consigo retrasarlo, los resultados empeoran. Por eso me atrevo cada día a mostrar un ‘Producto Mínimo Viable’, una esencia de como soy en un instante de mi vida. Hasta los diccionarios que localiza Google definen perfeccionismo así:  “Actitud de la persona que tiende a buscar la perfección en lo que hace, mejorándolo indefinidamente sin decidirse a considerarlo nunca acabado”.
  2. Atención con hacerlo todo solos. En un planeta social formamos parte de una tribu. Sin embargo compramos la idea individualista de que podemos resolverlo todo nosotros mismos. Como en el microcuento, puede que Amparo no tenga un don especial para la cocina o sencillamente la tortilla de patatas no sea su plato fuerte, aún así, está claro que esta persona contendrá numerosas virtudes, muchas habilidades y algún talento principal.

TAREA POSITIVA

Escribir fortalece nuestra memoria. Por eso te proponemos hoy la acción concreta de redactar en tu diario o en tu bloc de notas digital algo que des por terminado ya. Por ejemplo, acepta una comida ‘imperfecta’ y deliciosa como la de Amparo.

Si te apetece, escribe un comentario, suscríbete y comparte este vídeo-cuento. Soy Elisa Macías, escritora y formadora de Comunicación Positiva en educacionpositiva.es

¡¡Gracias por seguir el Movimiento de #EducaciónPositiva!!

 

Please follow and like us:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies