Ahora es… hoy me siento
Me siento agradecida y extrañada de que la naturaleza nos regale cada día, aunque a veces miremos a otro punto. Esa falta de mimo o de interés llega por miedos. En otras ocasiones está vinculado a un ritmo ilógico de pollos sin cabeza.
Hoy me sonrío de mi propia inocencia, de ese carácter urgente que cree necesitar más allá de la verdad. Cultivar la infinita paciencia trae orden al ruido desorbitado de nuestra existencia.
Hoy me siento… por fin a escribir sin más… a encontrarme con mi alma.

Fotografía de Jarmoluk de pixabay.com ¡¡Gracias!!

Please follow and like us:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies