A veces las lágrimas hacen el recorrido inverso. Suben hacia los ojos asustadas. Esperando una oportunidad para descender. ¡Triunfar no siempre es SUBIR! También bajamos para lograr nuestro fin como las lágrimas valientes que rozan la piel hasta saltar al vacío.
Ahora essaboreando una Lágrima Triunfadora.
¿Subes o bajas? ¿Disfrutas o te quejas? ¡¡Vive el camino!!
A veces tenemos que bajar para alcanzar nuestro objetivo. Juzgamos la vida en una dicotomía absurda: «bueno» o «malo» cuando sólo existe lo adecuado o inadecuado para cada ser humano y para cada momento. «Hoy la lluvia puede ser adecuada para mí».

Te agradezco que compartas esta sencilla #PoesíaPositiva. Entre tod@s creamos Energía Positiva.

Please follow and like us:
error

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies