Mi gesto es sencillo, humilde, como el de muchos ciudadanos que ha comprado hoy El Correo de Andalucía, es algo más que un trámite mercantil, comprar un periódico realmente no tiene precio, implica desde mi visión, “comprar” verdad, “comprar” libertad, y afortunadamente eso no está en venta, sencillamente lo creamos entre tod@s cada día, y especialmente entre los más de 50 profesionales que trabajan en este oficio de la artesanía de la palabra.


Quizás mis reflexiones sean ingenuas, pero ¿cuándo van a despertar “determinados” empresarios? ¿Cuándo van a escuchar las propuestas de redactores que han pateado miles de calles? ¿Cuándo van a abandonar los problemas y oír las soluciones que aportan los plumillas?

Si atendieran a la creatividad de estos profesionales, seguro, sin lugar a dudas, las soluciones saltarían al papel, la imaginación no tiene límites, y el CIERRE de casi 115 años de historia es imposible.

Gracias compañer@s por recordarme que ahora es… Combate… Ahora es#Correoenlucha. Una humilde periodista.

Please follow and like us:
error

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies